sábado, 31 de octubre de 2015

MOOCBot - Reto 2

Como se suele decir: "más vale tarde que nunca"
El segundo reto ha sido interesante pero, al estar poco claro, me ha llevado mucho más tiempo del esperado. Además, no sabría en que nivel situarlo, porque la parte de enlazar el programa en Scratch con el robot físico es muy complicado y hace falta utilizar alguna interfaz tipo arduino que requiere otros elementos de programación... A todo esto, sumadle que hace bastante tiempo que no trasteaba con Scratch y me he visto metido en algún "lío" de programación.
En fin, aquí queda mi proyecto de interacción entre "robots": El viaje de BurroBot y Gaivota.

Saludos!

miércoles, 14 de octubre de 2015

MOOCBot - Robótica en el aula: ¿para qué?

El hecho de que la robótica y, de su mano, la programación estén ahora mismo en boca de todos no es un hecho casual sin motivos. La influencia de estas disciplinas tanto en el mundo de la tecnología como en cualquier otro ámbito es más evidente: móviles, tablets, consolas, juguetes, en la industria...

Teniendo en cuenta esta situación, el aceptar que la robótica debe incorporarse a las aulas es obvio.

Ahora bien... la pregunta no es si intoducirla o no, sino el cómo y para qué.

Como profesor de tecnología, creo firmemente que aprender robótica y programación como fin en si mismo es muy enriquecedor: permite enteneder mejor el mundo que nos rodea, ayuda a desarrollar estrategias de resolución de problemas, permite al alumnado aprender a crear, les muestra una posible salida profesional, etc.

A mayores, el emplear la robótica en otros ámbitos o asignaturas también puede aportar diversos beneficios, tanto al alumnado como al profesorado: nuevos enfoques didácticos, nuevos estímulos, nuevas formas de presentar el material y de procesarlo,  nuevas maneras de realizar trabajos tanto individuales como cooperativos, ...

A pesar de todo esto, la parte negativa también existe. La robótica se ha convertido en una moda y, en muchos casos, las administraciones, los centros educativos y otros actores del sistema se están apuntando a ella de manera indiscriminada, intentando "meterla con calzador" en los programas educativos sin tener profesorado ni preparado ni dispuesto a hacerlo en condiciones, y sin ideas claras de como aprovechar su potencial más allá de que hay que subirse al carro sea como sea.

A mi modo de ver, hay que abrirle de par en par las puertas de las aulas a la robótica, pero con un plan muy claro de como sacarle el mayor partido en todos los ámbitos y teniendo en cuenta que hay que hacerlo progresivamente.

domingo, 4 de octubre de 2015

MOOCBot Reto 1


Primer reto: construir un robot. 
Empezamos fuertes... así que manos a la obra.

Lo primero decidir el nivel de reto: NooBot, BoldBot, WorkBot o ProBot???
Pues como empezamos fuertes vamos a por el Probot, eso sí, modo chapuzas... ya veréis porqué.

Lo primero: utilizar material reciclado.

  • 4 tapones de plástico (cogidos de la basura... no a que botella pertenecían)
  • 2 tapones de botes de suavizante
  • 1 cartón del rollo de papel higiénico
  • 1 cartón del rollo de papel de cocina
  • 1 trozo de folio usado
  • 1 palillo de comida china


Para que sea un ProBot también necesita algo de eléctronica:

  • 2 LED's
  • 1 clema
  • 1 motorcillo eléctrico de juguete
  • 2 trozos de cable (rojo, negro)
  • 1 pila de petaca (4,5V)

Para unirlo todo un poco de cinta adhesiva. 


¿Las herramientas? Tijeras, destornillador pequeño (para la clema), una navaja, un lápiz...


Y el resultado es el siguiente: mi BurroBot!





Ya... ¿porqué ese nombre? Se supone que poniéndole unas orejas grandes se parecerá a un burro. 

En todo caso, admitir que la parte de manualidades no es mi fuerte, motivo por el cual la estética y la mecánica (ver vídeo más abajo) son bastante deficientes. De ahí que considere este robot nivel ProBot - Chapuzas.

Aquí os dejo un par de vídeos de como se mueve el BurroBot, y algunas fotos de detalles del montaje. 

¡Espero que os gusten! 

video video








 PD: El gato se llama Jazz y es super fan del BurroBot.